TED

Oct
14

Hace ya varios años que decidí cambiar la TV por TED.com, los resultados hasta día de hoy han sido bastante positivos. Gracias a esta plataforma, cada día que pasa consigo ampliar el horizonte de mi percepción sobre el mundo, los campos en los que aplico lo que hago, cómo extenderlo hacia esa dirección y lo más importante, nuevas ideas que me ayudan a pensar hacia donde podría ir y de paso seguir buscando raras y extrañas, pero funcionales y en muchos casos exitosas, maneras de hacer las cosas – lo cual es algo que precisamente TED te ofrece. TED es una de mis mejores terapias para re-dibujarme a mi mismo y seguir buscando excelentemente extrañas maneras de pensar y actuar – con permiso de Mr. Godin por supuesto.

TED crea cambio

Cientos de ideas nuevas penetrando en tu cabeza revolucionado lo que ya hay dentro, cada vez que ves una charla en TED, algo dentro de ti se remueve, en ocasiones te inspira, en otras te motiva, te deja sin palabras, te hace levantar de la silla y aplaudir o incluso enviárselo a todos tus amigos y colegas con el título “vas a flipar”.

TED además de ser “ideas que merecen la pena compartir” debería ser “re-definiendo enfoques y percepciones para cambiarlo todo”, la variedad de temas de TED – desde la F1 hasta la neurociencia – hace que sea apto para todos los publicos, personas inquietas, intrépidas, curiosos, agentes del cambio e interesados en crecer y aprender algo nuevo cada día. Algo que no necesariamente tenga que ver con lo que hacen, pero que indirectamente lo altere positivamente.

TED como parte de la educación y enseñanza

Esto es algo de lo que siento que TED hace por mi. Ahora viene la parte buena ¿te imaginas que TED empezara desde primaria hasta la universidad? Empezando desde una clase a la semana donde se abarcara la charla y todas sus implicaciones, hasta 1h al día para ver una charla y discutirla posteriormente con los alumnos, implicándolos en la conversación y en el tema.

Por supuesto el reto no está en que vean un vídeo cualquiera de TED, sino el más adecuado según su formación, perfil de los alumnos, edad, especialidades, inquietudes, contexto, moraleja o preferencias. Esto mejoraría la comprensión porque las ideas son importantes y cómo estas consiguen mover y cambiar el mundo, a mejor y no a peor como nos han hecho creer en los medios de comunicación o status quo.

Vaya, está ahí de nuevo

Estoy seguro que muchos de los aprendizajes que tratan de enseñarnos en los colegios, institutos o universidades – hablo de los pocos que son útiles y valiosos – se complementaría estupendamente con una de las más de 26.000 ideas que se han presentado en TED. Pero ese no es el problema. De nuevo, tenemos en frente de nosotros la oportunidad para cambiarlo todo, tenemos el medio, las herramientas y en este caso la plataforma y el conocimiento – y es gratis.